CURSO DE PERFECCIONAMIENTO PARA AGENTES, CABOS Y CABOS PRIMERO. ACTUALIZACION LEGISLATIVA Y DERECHOS HUMANOS – AÑO 2020 UNIDAD I – Introducción al DERECHO CONSTITUCIONAL Constitución Nacional: Definición. Principio de Supremacía Constitucional. Orden de prelación Normativa. Constituciones Provinciales. 1. CONSTITUCIÓN NACIONAL: Definición. su relación las Constituciones Provinciales. Constitución Nacional: En términos generales, la Constitución, se define como “la Carta Magna”, el grado superior del derecho positivo (Según Hans Kelsen) que fija los lineamientos básicos y fundamentales de un Estado de Derecho. En su contenido, fija los límites y define las relaciones entre los poderes del Estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) y de estos con sus ciudadanos, estableciendo así, las bases para su gobierno y para la organización de las instituciones en que tales poderes se asientan. En definitiva, es un documento que garantiza derechos y libertades. La Constitución Nacional tiene una estructura. A grandes rasgos, consta de: a) Un preámbulo b) Una parte dogmática, donde se encuentran los derechos y las garantías, que más adelante estudiaremos en razón de los denominados “nuevos derechos y garantías” incorporados con las reforma del año 1994. c) Una parte orgánica, dedicada al Gobierno Federal y el Gobierno de las Provincias, donde encontramos la distribución de competencias entre estos. Principio de Supremacía Constitucional: Toda norma o acto estatal infraconstitucional (nivel inferior a la C. N. ), debe necesariamente conjugarse, tanto en sus contenidos sustanciales como en los procedimientos de elaboración, a las normas constitucionales, como una expresión de la clara diferencia existente entre el objetivo y ámbito, del Poder Constituyente y de los poderes constituidos. Orden de prelación normativa en el sistema jurídico nacional: Conforme surge de las disposiciones establecidas en los Artículos 31 y 75 incisos 22 y 24 de la Constitución Nacional (sobre los cuales recomiendo su lectura), el sistema jurídico nacional esta integrado de la siguiente manera: a. Constitución Nacional y Tratados sobre Derechos Humanos, con jerarquía constitucional b. Tratados en general, y los de integración y las normas dictadas en su consecuencias c. Leyes Nacionales d. Normas nacionales (Reglamentos, Decretos, Resoluciones, etc.) En una forma más ilustrativa y desarrollada: 2. CONSTITUCIONES PROVINCIALES A grandes rasgos sobre el particular se debe tener conocimiento que una parte de nuestra Constitución Nacional, esa que denominamos “orgánica”, esta dedicada a los gobiernos Federal y Provincial. Allí, si prestamos detenida lectura, veremos que se distribuyen las competencias entre nación y provincias. Entonces, es que se habla de facultades delegadas, tacita y expresamente, concurrentes y no delegadas. O sea, las provincias, dentro del marco de su autonomía, se reservaron ciertas facultades, para lo cual no tienen que pedir permiso. Esto debido a que desde el punto de vista juridico, una provincia es un Estado provincial. UNIDAD II – Reforma de la Constitución Nacional. Año 1994 Breve reseña. Nuevos Derechos y Garantías. Medios procesales para su defensa: Acción de Amparo, Habeas Corpus y Habeas Data. 1. BREVE RESEÑA: La respuesta al interrogante, respecto de si nuestra Constitución Nacional -sancionada en el año 1853- puede reformarse, esta demostrado en los hechos. La más reciente ocurrió en 1994, pero hubieron otras reformas anteriores: En los años 1860, 1866, 1898, 1957, Etc. Dado que existen contenidos pétreos, históricos, políticos culturales que hacen a la esencia de la sociedad, hay acuerdo doctrinario que la reforma siempre habrá de ser parcial, nunca total. 2. REFORMA CONSTITUCIONAL DE 1994: Nuevos derechos y garantías. Aquí la incorporación hecha en el Cap Segundo, bajo la denominación “Nuevos Derechos y Garantías”. La Constitución contiene derechos enumerados. En la de 1853 estaban especialmente incorporados en la Parte Dogmática de su texto, en el Capítulo Primero, denominado Declaraciones, Derechos y Garantías, entre los que advertimos fundamentalmente: Derechos de Primera Generación: Consagrados -dese la sanción de la C. N.- en el Art. 14, son los derechos básicos de Mujeres y Hombres como la vida, la integridad física y la libertad, también los denominados derechos civiles, como el derecho al trabajo, de enseñar y aprender. Derechos de Segunda Generación: Reconocidos en la reforma de 1957 (Art. 14 Bis), son derechos vinculados a las relaciones laborales, tales como derechos del trabajador; garantía de empleo público, derecho a agremiarse, a la seguridad social (obra social y jubilación) Derechos de Tercera Generación:; introducidos con la reforma de 1994, denominados derechos colectivos, cuyos Artículos 41º y 42º dan cuenta de ellos: derecho al medio ambiente y derecho de los consumidores y usuarios. Ahora bien, ¿si ya tenemos estos derechos … como los defendemos? Esto es lo que suele denominarse “remedios procesales”. Seguramente escuchamos hablar de ellos: La Acción de Amparo, el Habeas Corpus y el Habeas Data. Cada uno de ellos, defiende un bien distinto. No podemos echar mano de cualquiera de ellos para cualquier situación. Por ejemplo, para evitar la contaminación ambiental de una fábrica, recurriremos a una Acción de amparo y, para evitar una detención arbitraria, recurriremos a un habeas corpus preventivo, etc. 3. HABEAS CORPUS (H.C.): Es una acción. Tiene como bien jurídico protegido la libertad física, personal o ambulatoria de las personas. Podrá estar dirigida contra las detenciones ilegales de autoridad pública, amenazas a libertad, o aun estando privado de la libertad por sentencia firme, si se menoscaba o desconoce la dignidad humana. Clases: Conforme surge del Artículo 43º de la Constitución Nacional, complementado por la Ley 23.098, podemos extraer cinco tipos o clases de habeas corpus a saber: 1. Reparador: Procede cuando el derecho lesionado o restringido sea la libertad física en los casos de arresto o prisión ilegal. 2. Restringido (Art. 3º Ley 23.098): Cuando no hay privación de la libertad, pero si una restricción ilegitima. Por ejemplo, en los casos de seguimientos, apostarse en el domicilio de la persona para estudiar sus movimientos, sin que exista autorización judicial. 3. Preventivo (Art. 3º Ley 23.098): Cuando a la persona no se la ha privado de la libertad, ni se la ha restringido, pero existe casi certeza por conocimientos propios o por información, que va a ser detenida. 4. Correctivo (Art. 3º Ley 23.098): Intimamente vinculado a la garantía establecida en el Articulo 18º de la Constitución Nacional; garantía de condena. La privación de la libertad ordenada por sentencia judicial y su consecuente cumplimiento en sede carcelaria o penitenciaria, no debe constituir un castigo o humillación para la persona del reo. Procede por ejemplo, frente a casos donde se le priva o restringe la alimentación, o la prestación de asistencia médica y es extensivo a los familiares de los condenados, cuando en sus visitas al lugar de detención, se los somete a requisas abusivas del personal penitenciario. 5. Por desaparición forzada de personas: Procede ante situaciones de aberrantes violaciones al Estado de derecho, persecuciones y la eventual desaparición de estas. Legitimación procesal ¿Quiénes pueden interponer H.C?: Surge del Artículo 43º de la Constitución Nacional, que pueden interponer habeas corpus, tanto el afectado, como cualquiera en su favor. 4. ACCIÓN DE AMPARO: Se trata de una acción judicial destinada a garantizar el pleno y eficaz ejercicio de las libertades y derechos constitucionales, distintos a la libertad física o ambulatoria que protege el habeas corpus, o a la información sobre la persona e intimidad, que protege el habeas data. Dada la definición anterior, queda claro la amplitud de la acción, las situaciones de amparo son muchas; amparo impositivo, electoral, aduanero, por mora de la administración, etc. Una distinción a grandes rasgos habla de un amparo individual (derecho subjetivo) o colectivo (derecho de incidencia colectiva). Frente a tanta amplitud de hipótesis, debemos al menos tener presente los presupuestos que hacen procedente a la acción, a saber: Presupuestos para la procedencia de la Acción de Amparo  Ilegalidad o arbitrariedad manifiesta; de una acción positiva u omisiva de las autoridades o de los particulares.  Vinculación entre tal accionar y la lesión, o amenaza; a un derecho de rango constitucional reconocido por el orden constitucional  Ausencia de una vía más pronta y eficaz para su tutela. En resumidas cuentas, podemos decir, se trata de un medio excepcional y subsidiario sino existe otro medio judicial más idóneo. El alcance que resulta de los términos expresados en la norma constitucional legitima al afectado, al defensor del pueblo y a las asociaciones debidamente registradas que propendan a esos fines. 5. HABEAS DATA: Si prestamos lectura al 3º párrafo del Art. 43º de la Constitución Nacional, allí se encuentra expreso, cuando dice “toda persona podrá interponer esta acción para tomar conocimiento de los datos referidos a ella y de su finalidad, que consten en registros o bancos de datos públicos, o los privados destinados a proveer informes, y en caso de falsedad o discriminación, para exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquellos. No podrá afectarse el secreto de las fuentes de información periodística. Bien jurídico tutelado: Con esta acción se protege la intimidad, la privacidad y el honor, como la honra y la identidad de la persona, mediante la pretensión de la veracidad de los datos referidos a ellas existentes en registro o banco de datos públicos, o los privados destinados a proveer informes. El auge de la tecnología nos hace ver como cosa cotidiana, por ejemplo, las bases de datos; privadas o públicas. Nadie discute su utilidad, pero los datos allí consignados no pueden ocasionar perjuicio respecto del verdadero titular de la identidad. UNIDAD III - DERECHO PENAL (Parte General y Especial) Análisis del Artículo 75º, inciso 12 de la Constitución Nacional. Derecho Penal: caracteres, fuentes, divisiones del Derecho Penal. Teoría Jurídica del Delito: definición formal, doctrinaria y dogmática. Tipicidad, Antijuridicidad, Culpabilidad y Punibilidad. El hecho: acción y omisión. Omisión impropia. El Código Penal Argentino. Estructura: Libros, Títulos y Capítulos. Jerarquía de los bienes jurídicos. 1. ANÁLISIS DEL ARTICULO 75º, INCISO 12) DE LA CONSTITUCIÓN NACIONAL A partir de su análisis, encontramos la razón de la existencia de nuestro Código Penal, como así de otros cuerpos normativos. Este Artículo dice que le corresponde al Congreso de la Nación, dictar los “Códigos Civil, Comercial, Penal, etc…sin que tales códigos alteren las jurisdicciones locales, correspondiendo su aplicación a los tribunales federales o provinciales. Podemos decir, que los Estados provinciales, dentro de la autonomía que poseen, encomendaron que la ley penal la redactara el Congreso de la Nación Argentina. Esto es muy importante, para saber que existe un solo Código Penal y muchos Códigos Procesales Penales. A continuación, vamos a adentrarnos en una remisión al Código Penal Argentino. 2. DERECHO PENAL. Concepto: Es una de las ramas del derecho que regula la potestad estatal de castigar, determinando las acciones que son punibles y sus consecuencias. Características del Derecho Penal  Es público, su fuente exclusiva es el Estado  No regula las relaciones de los individuos entre sí, sino las de estos con el Estado.  Es normativo, enuncia leyes de lo que “debe ser”. No es un medio para conocer la realidad, sino para regularla.  Es valorativo, se estructura por apreciaciones de valor social sobre lo que es punible y sus consecuencias.  Es finalista, persigue la tranquilidad y la seguridad social Fuentes del Derecho Penal: La única fuente del Derecho Penal es la Ley Penal, ya que la costumbre así como la jurisprudencia y la doctrina no pueden ser consideradas fuentes del Derecho Penal. Al respecto, se debe subrayar que son Fuentes del Derecho Penal  Todas las leyes penales legalmente sancionadas por los órganos habilitados a tal efecto, como el Congreso de la Nación, el Poder Ejecutivo Nacional como legislador, y en menor media las Legislaturas Provinciales y Municipales y;  Las demás leyes que habilitan el ejercicio del poder punitivo, tales como leyes formales, decretos nacionales, decretos de necesidad y urgencia, decretos provinciales, ordenanzas, etc.; siendo de fundamental importancia al respecto, la comparación de las mismas para declarar la contraposición constitucional o no de las mismas en cada caso en particular. Siendo que la única fuente del Derecho Penal es la Ley, debe recordarse y tenerse en cuenta el texto del Artículo 18º de la Constitución Nacional en el que se establecen los principios constitucionales tales como: Principio de Irretroactividad de la Ley, Principio de Juez Natural, Principio del Debido Proceso y Defensa en Juicio, etc.; y a su vez el Artículo 19º de nuestra Carta Magna en el que se establece el Principio de Legalidad y Reserva. Divisiones del Derecho Penal Preguntas orientadoras Derecho Penal Común Derecho Penal Contravencional Derecho Penal Disciplinario ¿De qué se ocupa? De los delitos y crímenes, sobre el cual nuestro Código penal solo se refiere a los delitos. Su esencia es la lesión del interés social De las faltas que no son infracciones de tipo delictivas. Se puede definir como una infracción a los deberes impuestos a los individuos por la legislación que regula la actividad administrativa estatal. Su esencia es la falta de cooperación o la desobediencia al deber administrativo De establecer y mantener el orden jerárquico, de servicio, profesional o en general, de sujeción de carácter público en un marco estatal. ¿En qué consisten sus infracciones? En delitos. Ofensa a los bienes de los individuos como tales; vida, integridad corporal, honor, libertad, propiedad, En infracciones a los deberes de cooperación con la actividad administrativa estatal; cargas tributarias, disposiciones sanitarias, generales de policía, deber de conducta positiva o negativa. En transgresiones disciplinarias por actos de negligencia, infidelidad, desobediencia, indecoro o inmoralidad, que pueden culminar en sanciones etc. Aquellas infracciones tipificadas en el Código Penal. ¿Qué consecuencias devienen por su infracción? Privación de la libertad: Prisión, reclusión Prisión restringida, multa, decomiso, clausura y otras sanciones menores. Sanciones: advertencia, llamado de atención, apercibimiento, cesantía, suspensión, exoneración, multa o arresto de corta duración Tienen en común Son reglas de derecho público, tienen como materia a las infracciones (conductas contrarias a la ley) y las sanciones, o sea, las consecuencias jurídicamente perjudiciales. Diferencias Se diferencian por la naturaleza jurídica de las infracciones que constituyen su materia. 3. TEORÍA JURÍDICA DEL DELITO Definición Formal del Delito: Es el hecho previsto y penado por la ley. Definición Doctrinaria del Delito: Carrara, lo definió como la infracción de la ley del Estado, promulgada para proteger la seguridad de los ciudadanos, resultante de un acto externo del hombre, positivo o negativo, moralmente imputable y políticamente dañoso Solo la acción es susceptible de ser concebida desde el punto de vista exclusivamente natural, pues para estructurarla basta la actividad como tal. No sucede lo mismo con la omisión, que requiere una exigencia jurídica previa de hacer lo que no se hizo. En ambos casos el delito tiene una fuente real; el trastorno social derivado de la conducta humana positiva o negativa; el hecho en su manifestación activa u omisiva. Las condiciones establecidas en la definición son:  Acción: La primera condición para que exista un delito es que el individuo ejecute una acción (una conducta) y esta debe provocar un resultado, o sea una alteración en el mundo exterior. Esto consagra el Principio Jurídico “Nullum Crimen Sine Conducta” que implica que no existe delito sino existe una acción humana; o sea que todo pensamiento, sentimiento, disposición o imaginación que no trasciende al mundo real, no puede configurar un delito. A su vez se debe destacarse que no cualquier acción humana puede ser relevante como base para configurar un delito, esta acción debe ser conflictiva y poner en peligro un bien jurídico.  Tipicidad: Una acción es típica cuando encuadra estrictamente en una descripción precisa contenida en una ley penal no retroactiva. El análisis de la tipicidad, o sea la adecuación de la conducta al tipo penal, no debe ser puramente descriptivo, sino también debe ser valorativo.  Antijuricidad: Una conducta puede ser típica, y sin embargo no estar penada por no ser antijurídica, razón por la cual se debe analizar si la misma no esta autorizada por una ley en determinadas circunstancias. Recién cuando se comprueba que no operan permisos para realizar la acción típica, se puede afirmar que la misma es Antijurídica; ya que esta característica no existe cuando opera una causa de justificación como la legítima defensa, el estado de necesidad o el ejercicio regular de cualquier otro derecho.  Culpabilidad: No basta con que exista el injusto penal, o sea una acción típica y antijurídica, ya que para que se constituya delito, la conducta debe ser culpable, o sea que debe poderse reprochar al sujeto haber producido el conflicto y lesionado un bien jurídico por haber obrado sin causales de justificación.  Punibilidad: Cuando una acción es típica, antijurídica y culpable, entonces es punible, o sea, esta sujeta a una pena. En la actualidad el elemento Punibilidad, ya se ha dejado de lado con el tiempo, ya que si una conducta reúne los demás elementos mencionados en el concepto, entonces inevitablemente será punible. El análisis del concepto de delito: Lo primero que se debe ver es si hay una conducta, luego si la misma encuadra en un tipo penal, luego recién si la misma no está permitida por otra norma o sea si es antijurídica y, finalmente se esa conducta es culpable. El Hecho:  Exterioridad el hecho: Debe ser una manifestación activa u omisiva. Las acciones privadas de los hombres que no ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están solo reservada al Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados (Art. 19 CN).  El Agente del hecho: Solo las personas físicas. La posibilidad de que las personas morales o asociaciones puedan ser sujetos activos de un delito, ha sido negada. Formas del Hecho:  Acción  Omisión La Omisión: Debe tratarse de una omisión penalmente típica (Art. 108, 249, 250, 273 y 274 CP). Hay una diferencia entre acción y omisión que penalmente nos interesa:  La criminalidad de la omisión no requiere resultado, pero si la acción.  Aunque el castigo de ambas procura mantener el orden jurídico, el castigo de las omisiones tiende a lograr conductas socialmente beneficiosas.  Ontologicamente, la omisión y la acción deben ser propia del autor, pero mientras la acción lo es cuando hay voluntad, eso no ocurre respecto de la omisión.  La inactividad es propia del agente cuando, en el momento del hecho, aquel tuvo la posibilidad de desenvolver libremente el impulso voluntario hacia la acción ordenada por el respectivo tipo legal. La Omisión Impropia: Se funda en el principio de la “acción esperada”, y este principio traslada el problema de la relación causal entre la omisión y el resultado, a la relación de este con la acción jurídicamente esperada. La responsabilidad se produce siempre que el agente se encuentre en una situación jurídica garante de la protección de un bien jurídico; como la relación de resguardo que puede tener su fuente en: a) En una obligación de cuidado como en la patria potestad, la tutela y la curatela. b) En una obligación de cuidado especialmente asumida, como la de la niñera, la de la enfermera o el alpinista contratado. c) Es una creación de peligro para el bien, concretando su daño, como el que inadvertidamente encerró a otro. No omite delictivamente quien a pesar de su situación de garante del resguardo del bien lesionado, no tiene poder para efectivizar ese resguardo. 4. CÓDIGO PENAL ARGENTINO: Estructura. El Código Penal Argentino consta de 2 libros: 1. Parte General – “Disposiciones Generales” 2. Parte Especial – “De los delitos” Al estudiar la parte general, se puntualiza en los principios generales del Derecho Penal. Se estudian los elementos que se exigen para que exista delito (acción, tipicidad, antijuridicidad y culpabilidad) y otras instituciones tales como la tentativa, la participación criminal, el concurso de delitos, la manera de ejercer las acciones, la reincidencia, la prescripción, ciertos beneficios especiales que se otorgan a los condenados; como la libertad y la condena condicional, etc. La parte especial del Código Penal contiene la descripción de las distintas figuras delictivas. En otras palabras, la parte especial tipifica las conductas delictivas describiendo que actos humanos constituyen delito y estableciendo la pena correspondiente a ellos. Resumiendo, el Código Penal Argentino tiene dos Libros. El Libro segundo está dedicado a los delitos, pero estos delitos están agrupados en Títulos, cada título tiende a la protección o tutela de un bien jurídico. A su vez, estos títulos están jerarquizados. . Títulos del Libro Segundo – CODIGO PENAL ARGENTINO I. DELITOS CONTRA LAS PERSONAS (Arts. 79 a 108) II. DELITOS CONTRA EL HONOR (Art. 109 a 117 Bis) III. DELITOS CONTRA LA INTEGIDAD SEXUAL (Arts. 118 a 133) IV. DELITOS CONTRA EL ESTADO CIVIL (Arts. 134 a 139 Bis) V. DELITOS CONTRA LA LIBERTAD (Arts. 140 a 161) VI. DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD (Arts. 162 a 185) VII. DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD PUBLICA (Arts. 186 a 208) VIII. DELITOS CONTRA EL ORDEN PUBLICO (Arts. 209 a 213 Bis) IX. DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DE LA NACION (Arts. 214 a 225) X. DELITOS CONTRA LOS PODERES PUBLICOS Y EL ORDEN CONSITUCIONAL (Arts. 226 a 236) XI. DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACION PUBLICA (Arts. 237 a 281 Bis) XII. DELITOS CONTRA LA FE PUBLICA (Arts. 282 a 302) XIII. DELITOS CONTRA EL ORDEN ECONOMICO Y FINANCIERO (Arts. 303 a 313) DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS (Arts. 314 a 316) UNIDAD IV – FEMICIDIO . El 14 de Noviembre del 2012 se sanciona la ley 26.791 y se promulga el 11 de Diciembre del mismo año. La misma modifica el artículo 80 del Código Penal Argentino incorporándole la figura del femicidio. El femicidio no fue incorporado como figura penal autónoma sino que se lo considera un agravante del homicidio. Según el artículo 80, se impondrá reclusión o prisión perpetua pudiendo aplicarse la condena accesoria del artículo 52 a quien matare: Inciso 1) A su ascendiente, descendiente, cónyuge o ex cónyuge o la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja mediare o no convivencia". Puesto que su redacción anterior penaba al que matare a su "ascendiente, descendiente o cónyuge sabiendo que lo son". Los ascendientes son padre, abuelo, bisabuelo, etc.; en tanto que descendientes son hijo, nieto, bisnieto, etc. Inciso 4) Por "placer, codicia, odio racial o religioso" en la redacción anterior, con la reforma se le agrega la frase "por razones de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión". Según la ley 26743: "Se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como la persona se siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado en el momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o función corporal a través de los medios farmacológicos, quirúrgicos, o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido". También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales. Inc. 11) Cuando el hecho sea perpetrado por un hombre contra una mujer y mediare violencia de género, se excluye la violencia de género cuando el hecho sea perpetrado por una mujer contra otra. Este inciso fue incorporado con esta reforma. Inc 12) Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o mantuvo una relación en los términos del inciso 1. Este es un supuesto de femicidio vinculado (homicidios cometidos por el hombre violento contra personas que mantienen un vínculo familiar o afectivo con la mujer, para castigarla y destruirla psicológicamente). Este inciso fue incorporado también por la ley 26.791 . Se agrega también el art. 80 in fine, que establece: "Cuando en el caso del art. 80 inc. 1 mediaren circunstancias extraordinarias de atenuación, el juez podrá aplicar prisión o reclusión de 8 a 25 años. Esto no será aplicable a quien anteriormente hubiera realizado actos de violencia contra la mujer víctima". Texto de la Ley El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de Ley: ART. 1°.- Sustitúyense los incisos 1º y 4° del artículo 80 del Código Penal que quedarán redactados de la siguiente forma: Artículo 80: Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare: 1°. A su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia. 4°. Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión. ART. 2°.- Incorpóranse como incisos 11 y 12 del artículo 80 del Código Penal los siguientes textos: 11. A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género. 12. Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°. ART. 3°.- Sustitúyese el artículo 80 in fine del Código Penal, el cual quedará redactado de la siguiente manera: Cuando en el caso del inciso 1° de este artículo, mediaren circunstancias extraordinarias de atenuación, el juez podrá aplicar prisión o reclusión de ocho (8) a veinticinco (25) años. Esto no será aplicable a quien anteriormente hubiera realizado actos de violencia contra la mujer víctima. ART. 4°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional. Firmantes BEATRIZ ROJKES DE ALPEROVICH - DOMINGUEZ - BOZZANO – ESTRADA. UNIDAD V. LEY Nº 5185. ORGANICA DEL SERVICIO PENITECIARIO PROVINCIAL   

.Decreto N º2009/17 y Decreto Nº1915/18 del Poder ejecutivo Provincial.